Mala Suerte,, Lo Nuevo de Héctor Acosta "El Torito" y “JORY BOY” (Duo)

Nicolás Maduro Pidió a Donald Trump Abrir las Fronteras de su País para Recibir a los Cientos de Inmigrantes Centroamericanos

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela,  pidió hoy a su homólogo estadounidense, Donald Trump, abrir las fronteras de su país para recibir a los cientos de inmigrantes centroamericanos que atravesaron esta semana esa región para buscar un mejor futuro en el norte del continente.

“Yo veo con dolor lo que está sucediendo en Centroamérica. Miles, dicen que ya van más de ocho mil hombres y mujeres centroamericanos que han iniciado una gran marcha hacia los Estados Unidos llevando su dolor, su miseria, su pobreza, su necesidad”, dijo Maduro en un acto político en Caracas.

En un discurso transmitido de forma obligatoria por todas las emisoras de radio y televisivas, el mandatario venezolano aseguró que el “capitalismo dependiente neocolonial” es el responsable de esta crisis migratoria.

“La dependencia de los gobernantes centroamericanos del poder imperial gringo, ellos son los responsables que han sumido a Centroamérica en la miseria, en el atraso, en la necesidad, en el despotismo durante siglos de dictadura, intervenciones militares, gobiernos corruptos, bandidos”, prosiguió.

Desde el sábado pasado miles de hondureños marchan por Centroamérica con rumbo a EEUU, donde esperan conseguir trabajos y escapar de la violencia que viven en sus lugares de origen.

Maduro envió hoy “toda la solidaridad y el amor del pueblo bolivariano de Venezuela, toda la compañía” a estos marchantes y pidió a Trump recibirlos en EEUU.

“Le hago un llamado al presidente Donald Trump a que abra las fronteras de los Estados Unidos y respete a los migrantes centroamericanos (...) abra las puertas y en vez de estar gastando miles de millones en misiles, en bombas para la guerra invierta ese dinero en darle solidaridad cristiana, en darle apoyo a los pueblos centroamericanos”, dijo.

Desde hace una semana, unos 5.400 migrantes, la mayoría hondureños, ingresaron a Guatemala y de ellos unos 2.000 regresaron a Honduras y cerca de otros 3.000 siguen aferrados al deseo de llegar a Estados Unidos.