ANTES DEL LUNES,, Lo Nuevo de Héctor Acosta "EL TORITO"

"El Puma" Celebró su Cumpleaños Feliz, pero la Relación con Alguna de sus Hijas Cada Vez Está Peor

A un año de haber recibido un doble transplante de pulmón, José Luis Rodríguez, ‘El Puma’, festejó sus 76 años mostrando que era un milagro viviente, cantó y dio una lección de vida de lo que él dijo aprendió: que no hay que dejar nada para después.

Pero mientras él festejaba rodeado de amigos, familiares y personalidades del medio, sus dos hijas mayores, Liliana y Lilibeth Rodríguez Morillo le suplicaban, en las redes sociales, volverlo a ver, y con dolor preguntándole para qué le sirvió esta segunda oportunidad en la vida, si la indiferencia con ellas sigue siendo la misma.

Estamos acostumbrados escuchar a Liliana Rodríguez Morillo reclamar ver a su padre, hasta incluso llegó a ofrecer sus órganos para salvarlo. El día de su cumpleaños número 76, le dedicó un video y una canción que subió a su cuenta de Instagram.
“NO me olvidé de tu cumpleaños @elpumaoficial te dedico este, uno de tus mejores temas … uno de mis favoritos…. deseándote un feliz cumpleaño lleno de aire ..pulmones fuertes capaces de sostener tu voz … amigos q te quieran sin adularte … vida para hacer más recuerdos y memoria para no olvidarlos…. sed de justicia y libertad y hambre de sueños…la que nunca se sacia…y ganas de no tener ganas de perseguir el viento.. la vanidad y el ego se evaporan dejando solo tu imagen frente al espejo del tiempo extra regalado mostrando tus manos vacías como evidencia de que llegamos sin nada y sin nada nos iremos … excepto con el amor que dimos, negamos o dejamos de dar… bendiciones!”, escribió Liliana.

Mientras tanto, ‘El Puma’, el día del festejo de su cumpleaños en el restaurante ‘Estefan Kitchen’ de Emilio y Gloria Estefan, dijo lo siguiente a sus invitados y prensa:

“Es preciso eliminar el después: después te llamo, después lo hago, después lo digo, después yo cambio. Dejamos todo para después como si el después fuese lo mejor”.

Es posible, que justamente estas palabra, hizo que Lilibeth, la otra hija que tuvo con la actriz Lila Morillo, quien siempre prefirió el perfil bajo y jamás habló, ni opinó, rompiera el silencio. Publicó 4 videos en su cuenta de Instagram para quien el día de su cumpleaños habló de la importancia de no dejar para después nada, porque puede no existir un después.

AQUÍ LAS PALABRAS DE LA HIJA DE ‘EL PUMA’:

“Cómo fuiste capaz de enfrentar la posibilidad de morir sin volver a verme, sin falta alguna porque nunca te agredí ni personal y mucho menos públicamente, yo lo sé, tú lo sabes, pero lo más importante es que Dios también”, así comienza el discurso dividido en cuatros videos y sigue…

“Te vi celebrar tu cumpleaños con estupor, porque estando aun bajo el mismo cielo que yo, sigues incapaz de buscar contactarme… Te vi darle gracias a la prensa, a tu familia y… ¿yo que soy? ¿tú dime?… Te vi darle gracias a Dios… ¿A cuál Dios, papá?, porque el Dios que yo conozco es padre y es bueno, es padre de Jesús, padre mío y de miles, es un Dios de amor, de reconciliación y de perdón, incapaz de abandonar a un hijo, y tú sin poder imitar al Cristo que profesas.

Le pedí te diera tiempo para que buscaras rectificar, enmendar, corregir errores, y después de un año de tiempo añadido, a mi parecer con otros fines, sigues incapaz de mostrar un espíritu de enmienda. Hice lo propio como hija de Dios, hija tuya, te contacté, procuré nuestro encuentro, contacté a Carolina por mensajes de textos, los cuales conservo, donde le pedí que oráramos juntos, que me dejara verte, para dar testimonio que Dios restaura corazones, como familia pública que somos… Me leyó pero no me contestó, cosa que también dejo en manos de Dios.

En los comentarios de tu celebración de vida nueva, busqué aquel hombre digno de admiración, pero no lo encontré, sigues escogiendo ser padre de una y no de tres y abuelo de nadie… Yo te dejo en manos de Dios, donde siempre has estado, donde te puse hace tiempo y solamente puede estar alguien como tú. Dijiste que tenías que escoger entre tu nueva familia y nosotras, y habíamos perdido. Pero no papá, hoy se que no perdí, no perdí nada porque se que como padre no vales la pena. Perdiste a dos hijas maravillosas, talentosas, con grandes corazones, y una niñita con una dulzura y una ternura que no creo que llegarás a conocer.

Seguiré pidiendo por ti, papá que es lo que te toca y me corresponde… Te bendigo y le pido a Dios que te de más tiempo para que ablande tu corazón, si es que lo tienes, porque en algún momento te vas a tener que enfrentar con él cara a cara, porque la vida es corta y lo sabes, y espero que cuando así sea no le llegues con las manos vacías”.

¿Pero cuál es la pelea entre José Luis Rodríguez y sus dos hijas mayores? ¿por qué llevan separados tanto tiempo?
Aunque quienes estuvieron cerca de ellos cuando El Puma y Lila Morillo estaban casados, aseguran que al relación de familia no era muy normal y que había muchas peleas, el escandaloso divorcio en 1986, y luego la boda con Carolina y el nacimiento de Génesis habría empeorado la relación.

Liliana y Lilibeth han declarado de que Carolina siempre hizo diferencia con ellas y que no las dejaba acercarse y ser parte de la familia.

En cambio, la versión del cantante de ‘Pavo Real’ es totalmente al revés, él dice que su actual esposa siempre les tendió la mano y las quiso ayudar, pero después habrían intentado separarlo de Carolina y él eligió a su nueva familia, y hasta dijo que durante 28 año le hicieron la guerra.

La verdad solo ellos lo saben. Hoy ‘El Puma’ vive su milagro, donde se lo ve incluso mejor que antes. Planea regresa a los escenario, y disfruta su segunda oportunidad en la vida, sin los ‘después’, pero lejos de sus dos hijas mayores y su única nieta, Galilea.

POR: MANDY FRIDMANN //ElDiarioNY